martes, agosto 21, 2012



Esto ya no es como en mi memoria. Puedo ver el reflejo de mi cara desfigurada en el charco de sangre y siento que todo a mi alrededor está hecho del material de las pesadillas. Las sillas, las puertas, mi cuerpo, todo. Y se me llena el corazón de preguntas...

¿Cuando fue que mi primavera eterna con él se convirtió en el invierno más oscuro que conocí? Me prometió un jardín de rosas, pero se llevó las flores y me dejó las espinas y el barro. Temo. Cualquier palabra que yo diga puede desatar el incendio. Esa misma boca con la que me sedujo dulcemente y me besó por primera vez, hoy es una catapulta que lanza los peores improperios que una mujer puede escuchar. Caricias mutaron en golpes, piropos en amenazas y mi vida en muerte. El hogar que construimos con tanto cariño y esfuerzo hoy es mi pandemonium.

Hace dos horas que se fue al bar y hace dos horas que estoy en este rincon, abrazandome las rodillas, dolorida, humillada. No puedo moverme y no quiero hacerlo. A mi lado, el retrato de nuestro casamiento hecho pedazos, porque cai sobre él después del forcejeo. Hoy se rompieron hasta mis recuerdos. Lloro.

Jamás pensé que llegaría el momento en el que le temería a su perfume. El aroma que me cautivó hace veinte añós hoy es el aviso de lo peor. Lo huelo y comienzo a temblar. Sentirlo es saber que llega él y su maltrato. Mi romance es mi tragedia, y no creo haber hecho nada para merecerlo. Lo amo con todo mi corazón, y confío en que va a cambiar y va a volver a ser el de antes, el de nuestra inolvidable adolescencia.

El amor siempre dolió, pero nunca tanto como hoy...



Reacciones:

3 visiones:

Juanita is dead dijo...

me dolió hasta a mi.

reptilio dijo...

amar duele por que es real

suerte men

Karen. dijo...

Es muy profundo, en todo el mundo se sufre esto. :/
Un beso, que sigas bien.