lunes, octubre 24, 2011




El hombre recto está atrapado en sí mismo, en su casa, en su barrio, en su ciudad. Sus aventuras son los bostezos de algunos otros. Tenue, monocromático, nunca vivió una canción, solo la escuchó, nunca sintió una poesía, sino que alguna u otra vez se limito solo a leerla. Jamás disfrutó de la magia, siempre empeñado en tratar de develar el truco.

Su carrocería siempre impecable, jamás muerde el polvo de la banquina, nada de descarrilarse; tiene sentido, lo esencial para él es la imagen, "la felicidad viste de traje" reza siempre. Allá él si se quiere perder el placer de estar sucio por alguna locura..

Alguna vez tuvo un desliz, y sabe en el fondo, que fue feliz. Lo más triste y amargo de su historia radica en que, a pesar de saberlo, jamás lo va a repetir. El corazón le late lento, como por inercia.

Falto de pasiones, como el río manso envidioso del mar. Cíclope, su mirada del mundo debe ser la única, no admite errores ni imperfecciones. Su historia no admite ser escrita en el margen de la hoja.

Y por ahi andan, errantes, los sueños del hombre recto, esperando angustiosamente ser cumplidos, aunque sea por otros.

Yo no quiero ser como él. Yo no soy como él. Y si es por mi, lo único de recto que quiero tener es lo insu...
Reacciones:

2 visiones:

reptilio dijo...

con sus sueños que jamas se hicieron realidad...

Men ya cheque la propa de Cadena Perpetua :D pinta bien, ojala me peuda lanzar

Buena semana champion

Nerea. dijo...

Esas personas que ven su vida pasar en paralelo a ellos mismos,sin sentir ni siquiera lo que no sienten...

Que las hay, las hay lamentablemente.

Un beso.