viernes, abril 01, 2011




Él podría haber nacido en otra ciudad, en otro país, en cualquier otra parte de este vasto mundo.

Le podría haber gustado cualquier deporte, pero eligió el fútbol, y entre todos los equipos del país, decidió ser hincha del club de su ciudad natal.

Podría haber cruzado su vida con otras personas entre las 50.000 que habitaban su localidad, pero creó un lazo de acero con esos tres amigos, con los que empezó a ir a la cancha cada fin de semana, alentando hasta hacer sangrar sus amigdalas.

Ese partido podría haberse programado para el viernes, o para el sábado, pero fue el domingo.

Esa tarde podrían haber salido mas tarde o mas temprano, pero partieron justo a esa hora Y hasta podrían haber tomado cualquier otro camino para llegar al estadio, pero eligieron ese camino...




Ella podría haber nacido en otra ciudad, en otro país, en cualquier otra parte de este vasto mundo.

Le podría haber gustado cualquier cosa, pero ella amaba el río, y cada vez que tenía un problema se refugiaba en el sonido del agua y en el celeste abrumador del cielo.

Su padre ese domingo podría haber evitado hacerle ese planteo. Ella se sintió asfixiada por la congoja y salió en búsqueda del consuelo

Podría haber ido caminando, ya que no le quedaba lejos, pero eligió ir en auto. Podría haber salido a cualquier hora, pues nunca tenía horarios fijos para su ritual, pero salió a esa hora. Hasta podría no haber salido si, quizás, la lluvia ahogaba su plan, pero el sol alumbraba esa fatídica tarde.


Podría haber elegido entre las 352 combinaciones de caminos para llegar desde su casa a la costa, pero eligió ese camino.


Y convergieron, los tres.
Reacciones:

1 visiones:

reptilio dijo...

ya me baje el dulce pesadilla

( a huevo! si queires lo subo a la ruta del mal )

:D

me gusto la onda ska punk espinoza

chingon tu cuento!

y a todo esto de quien eres hincha?