martes, septiembre 16, 2014




Londres es una puta. Bella, sucia y embustera.

Londres tiene piel blanca, mejillas sonrojadas y un acento que suena hermoso, pues no se podía esperar menos de la ciudad que parió a la música. Pregonera del encanto, enamora con cada uno de sus rincones: un homenaje a la perfección, un deleite para los ojos. Sus parques de ensueño, sus monumentos adornándola, su ir y venir al revés del mundo, plasmado en sus calles inversas. Calles que desorientan, tal como lo hace el amor de las putas. Llovizna lágrimas, pero de a ratitos: lo importante siempre es mostrarse perfecta y esconder las miserias, entonces el sol alumbra otra vez. Emana rectitud en el mas amplio de los sentidos: la rigidez de sus guardias reales, lo cuadrado de las casas, lo metálico de sus horarios, lo estricto de su disciplina. El lugar perfecto para la génesis de alguna revolución que desparrame todo. El sitio perfecto para que naciera algo como el punk.

Es que bajo esa fachada de ciudad fascinante corre sangre. Mucha sangre. Sangre real. Edificios enteros dedicados a exhibir las joyas de la reina. Cucharas de oro con piedras preciosas incrustadas resplandecen, mientras veo reflejada en ellas la pobreza y el saqueo. Mientras ellos almuerzan con metales preciosos, otros ni siquiera almuerzan. Mi recorrido sigue por los pasillos y el oro no cesa. No permiten sacar fotos a las vitrinas. Será por la vergüenza. Habitaciones enteras decoradas con pinturas carísimas, utensilios de oro, coronas exuberantes propias y ajenas, apropiadas de otras tierras y mostradas, sin pudor alguno, como robadas. Lo admiten, la sinceridad ante todo. Leones, sables, castillos, tronos y demas simbolismos de grandeza se encuentran por doquier. Me siento tan paradójico observando a la vulgaridad disfrazada de majestuosidad.

Como el beso venenoso. Como el diamante con amnesia. Como esos amores que duelen, asi es Londres. Limpia por fuera. Mugrienta por dentro.




Reacciones:

1 visiones:

Mario dijo...

Nunca he ido a Inglaterra pero al ver imágenes me dan muchas ganas de ir. Obviamente es un viaje caro sobre todo para los Argentinos que necesitamos convertir la moneda a la Inglesa y por eso necesitaría conseguir pasajes en oferta y pagar en cuotas para llegar allí. Si puedo conseguirlo con Avantrip tal vez vaya en el verano.