martes, noviembre 10, 2009


PRELUDIO DEL MUNDO EN COLAPSO



Aunque no la diga en ningun lado, la fecha de vencimiento está cerca...


El status quo no es mas que una parafernalia de pensamientos enredados que no van a ninguna parte, sino que siempre terminan donde empiezan. Un circulo vicioso y viciado. Y todos nosotros estamos subyugados a una estructura que a simple vista, parece inmodificable, pero que hay grietas, las hay. El tema es que la visión limitada de los individuos e instituciones que esta misma maquinaria escupe no permite divisar las oportunidades, ni analizar los problemas que nos rodean, con profudidad y entendimiento.


Al mejor estilo fordista, uno a uno van siendo construidos, construidos para destruir. Algunos salen fallados, pero son una minoría, una simple minoria, que pueden hacer?? Los mas debiles terminan contagiados por la mayoría, porque para eso están las mayorías, para estrangular a las minorias débiles, esa es la función ímplicita de las masas mayores. Por ende, esa minoría se convierte en una minoría menor todavía, así que esos pobres errores del sistema no van a tener mucho poder para molestar no? A la mierda con la mayoría impuesta...


Las elites pestilentes, solamente se preocupan por ostentar. Mi casa, mi auto importado, mis miles de millones de dolares. Y cada muestra de ostentación despierta por un lado, la desdicha de los desposeídos, que sienten el puñal de la inequidad, frio y certero, por la espalda, y por el otro, la rabia de los defensores de la igualdad, sean desposeidos o no, la bronca que, a la inversa de los otros, destruye para construir, aunque la etiqueta convencional sea la de "vándalos".


Y lo mas extraño e incomprensible es que todo esto ocurre entre individuos capaces de razonar. La multipremiada razón del ser humano, esa que lo hace unico y superior por encima de cada una de las especies de este planeta. Pero parece que esa razón queda obsoleta a la hora de hablar de cosas hipersimples, como el respeto por el projimo. Somos los mas inteligentes para llegar a la luna, pero parece que respetar a los demás es algo que está a niveles extremadamente altos como para alcanzarlos. Reyes de la física, la química, la robótica y la informatica. Subditos de la incomprension, Y si la unión hace la fuerza, la desunión hace la debilidad, y otro día menos para llegar a la caducidad de todo esto...


El colapso es inminente.


Pero cuando uno se anima a poner un pie afuera del camino por donde todos los santos van marchando, automaticamente miles de pares de ojos se centran en uno, y es que parece que automaticos somos. Levantarse, ir a trabajar, volver, dormir, formar una familia, tener hijos, y morir con el epitafio "yo tambien fui del montón"


Y al que piensa distinto, o " está fuera de los estandares que la masa social impone tácitamente" termina siendo un intruso, volviendose loco o siendo el apuntado por los dedos índices de la pereza mental que hoy en día inunda el aire.

Detrás de cada suicida hay una historia que nunca se contó. Detrás de cada heroe anonimo muerto hay miles de ideales que piden a gritos escaparse de las tumbas. Y así, nos conformamos con la historia que escriben los que ganan, la historia más falsa por siempre contada. Muchos perdedores "oficiales" son los verdaderos ganadores. Pero para el rebaño de lo consumible, fueron, son y serán los derrotados agusanados.

Un mundo fascista, en el que todos somos dictadores, un reglamento que nadie imprimió, pero que escribimos en nuestros corazones, y la intolerancia como logo de nuestro destino. Y nuestro poder, lo convertimos en una autocracia de todos.


Eso es lo que somos...
Reacciones: