miércoles, diciembre 19, 2012



Su paraiso está tan cerca y tan lejos al mismo tiempo. Otra vez el niño de ropas opacas y gastadas se encuentra apoyado sobre la vidriera de la juguetería. Los ojos le brillan mas que nunca, son sus sueños intentando fugarse por sus púpilas. Sueños de autos de colección, de superheroes de plástico, de trencitos viajando al infinito. Un mundo de colores fantásticos frente a su achatada nariz.

Un vidrio lo separa de todo aquello que sueña tener y no puede. Tan transparente, tan duro. No puede verlo, pero lo cierto es que ahi está, marginandolo, separándolo, limitandolo; es la historia de su vida. Angustiado, puede observar a los niños sonrientes junto a sus padres comprando juguetes; anhela hasta el dolor estar del otro lado de la vidriera. Y se pregunta de nuevo por que él no puede. Pasa la tarde mirando, todos salen y entran del local, mientras él sigue ahi, inerte, deseoso. Los suspiros empeñan el vidrio y ya ni siquiera puede ver hacia el interior. Se retira cabizbajo, casi vencido. Casi.

Diez metros le bastaron para el bing bang interno. La invasión de porques le hirvió en el alma, la tristeza se le convirtió en rabia y allá va otro enloquecido por el mundo. Dio media vuelta y concentró en su puño todas las tragedias vividas en su corta vida. Las estrelló contra el cristal de la juguetería, buscando cumplir algún sueño a la fuerza. El niño sangra, la vidriera lo lastima por enésima vez. Débil, desde el suelo, intenta tomar una caja con tres pistolas lanza-sopapitas, pero antes de poder hacerlo, alguien lo agarra a él primero. La policía llegó al instante al lugar, llevandose al chico, que solo quería estar al otro lado de la vidriera, pero nunca pudo.




Reacciones:

1 visiones:

reptilio dijo...

Mi amigo Pichi, que este 2013 te pasen puras cosas buenas men, ya nos toca ganar una, camarada celebra como se debe, ponte musiquita de esa que siempre te saca la sonrisa y reunete con los amigos, aca a la distancia voy a brindar por ti y a celebrar como campeones ok

que el 2013 sea de puras alegrias ese es mi deseo para ti men

Suerte en todo