miércoles, junio 13, 2012




















Recién salidos del horno están sus sueños

todavía puede sentir el ardor en su cuerpo.
La mañana es cuna de sus oníricos aturdimientos,
como si la realidad le quedara chica,
como si fuese anti-natural estar despierto.

Quizás ella nunca se fue de su cama.

Tal vez se esconde por las noches bajo el colchón.
Para contemplarlo mientras duerme
y susurrarle futuros al oído.

Inevitable se pregunta: ¿será esto en realidad un sueño?

¿o mas bien un sueño hecho realidad?
Porque sus ojos mirándome son tan reales,
porque su estremecimento es tan concreto,
sus confusiones tan certeras.

Y al despertar desayuna paradojas, sonríe y sufre.

Por volver a sentirla pese a su atroz ausencia.
Porque abrir los ojos es anunciar el fin de su mirada.
Porque mientras amanece afuera anochece bien adentro.
Reacciones:

1 visiones:

reptilio dijo...

desayunar paradojas mientras te mira dormir

yeah!

que padre

abrazo amigo