jueves, agosto 11, 2011




















Coloreando el alma, encerrado en prisiones sin rejas
edulcoro mis sentidos entre melodías y poesías.
Co-construyo mundos ideales, utopías a la luz del sol.
Y entre libros y películas me transformo en verano.

La dulce celda queda atrás pero quedo cautivo nuevamente.
Lo gélido de las leyes me endurece.
Lo asesino de los números me debilita.
Y entre garrotes soy nieve de junio.

Y mientras las utilidades se me vuelven inútiles
y en los beneficios veo corazones en bancarrota
corro buscando sol, volviendo a quedar en el medio
alimentando el ciclo de la tibieza.


Reacciones:

1 visiones:

reptilio dijo...

nice!!!


sigamos buscando aunque nos digan que no existe