domingo, diciembre 19, 2010


Que gran destino turístico le esperaba. Las ruinas de Machu Picchu seguían en su lista.


Fueron horas de caminos selváticos y flora frondosa. El cielo estaba cada vez más cerca y ya se podía imaginar contemplenado rocas y nubes rozandose.


La travesía terminó, y él se encontraba sólo, en lo más alto de las ruinas. Se paró, y mientras el viento lo acariciaba contempló la inmensidad de los paisajes que lo rodeaban.


Pero de repente, y sin saber muy bien por qué, algún ancestral antepasado desconocido pegó un grito desgarrador y una lágrima hizo génesis en lo mas recóndito de su alma, saltando por uno de sus ojos. Cuando finalmente rompió contra el piso, miles de indigenas salieron expulsados gritando guerras perdidas y dolores, destierros y traiciones, saqueos y ultrajes, derrotas que no habían concluido del todo.


La revelación se erigió frente a sus ojos: Machu picchu nunca habían sido ruinas...
Reacciones:

1 visiones:

reptilio dijo...

justo acabo de ver el documental de Calle 13 el Sin Mapa y van de visita para alla, y comentan algo parecido...

Mucha Suerte en todo y por aca me veras comentando

Gracias por las palabras

ya andamos linkeados