jueves, abril 01, 2010



Un paseo por suburbia es saborear el horror. Cae la noche y las calles se transforman en cámaras de tortura, para la vista, para el oido, para el corazon, para los sueños, para el futuro.


Violencia al por mayor. Violencia que engendra violencia, y un panorama desolador. El sol nunca sale en suburbia, y los chicos juegan a ser grandes mientras que los grandes parecen ser los chicos. En suburbia los mas elegantes son los mas sanguinarios, y sus armas no son de fuego precisamente. El doble filo en permanente


Una foto de nuestro decaimiento. Una lagrima hace mas borrosa todavia a mi vision que cae en lo cruel de una realidad inverosimil. Lo que eramos se impregna con el fétido olor de las flores de ultratumba. Lo que somos es lo que nunca quisimos ser.


Mi lugar es ahora un triste escenario de la decadencia humana. El infierno nos prestó un poco de su color. El pasado falleció, el presente asesina, el futuro es cancerígeno.


Salí con la intención de pasear, vuelvo con la intención de sobrevivir...
Reacciones:

1 visiones:

Cecilia Fernandez dijo...

Que buena foto pichi!!!!

Muchas veces una imágen dice TANTO. Tanto.

Beso.