jueves, enero 21, 2010



Luz:

Que fue de tu vida todo este tiempo? Seguís con esa locura adorable con la que te conocí? Por donde andarás paseando a tu corazón trotamundos? siempre te gustó hacerlo volar, siempre fuiste tan libre, sin dudas eso fue lo que me cautivó. Mas inviernos que primaveras han pasado para mi desde la ultima vez que te vi, aunque mejor midamos el tiempo en tu calendario, asi son todas primaveras y algún que otro otoño disimulado por tu sonrisa siempre recalcitrante frente al ataque de las adversidades.

Que hay de mi? Bueno, sigo buscando mi lugar en el mundo aunque no lo creas, aunque se empeñe en molestarme. Muchas cosas han cambiado, aunque en esencia reconozco que soy el mismo. Sigo siendo ese pesimista empedernido que conociste y al cual trataste de curar con tu realismo magico. No te enojes, después de vos supe notar que las flores también tienen pétalos y no solo espinas, asi que ponete contenta, lograste mucho, pero no puedo con mi genio.

Los años no vienen solos, tengo algunos pelos menos y una panza en continuo crecimiento. Claro, jamás abandoné esos viajes de cerveza para ver al mundo de otra forma, sentirme heroe por un rato y dejar de ser yo por unas horas; esos viajes de alcohol de los cuales te quejabas, pero a los cuales también te sumabas. Sigo con mi musica estridente, con mis escritos y con mis locuras. Ya no uso corbatas ni me pinto los ojos, aunque recuerdo esas epocas con mucho cariño y melancolia. No es que me haya aburrido, es simplemente que esto de crecer a uno le saca la adrenalina propia de la juventud, y obligadamente a veces, hay que sacar el pie del acelerador. Mis noches ya no son tan locas y mis pensamientos giran muchas veces para otros lados. A veces extraño esos derrapes con los que me conociste...

Mil noches. cientos de lagrimas y muchas preguntas han pasado desde el día en que soltamos nuestras manos, y sigo sin entender demasiado el por que. Lejos de ser un reproche, creo que es mas intriga que otra cosa, intriga que tu carta bomba no pudo satisfacer del todo. Igualmente, recuerdo esos días con mucho afecto, mucha magia y siento que fuiste una estrella fugaz, esas que se van rapido, pero deja mucho. Muchos amaneceres juntos, besos, abrazos, lagrimas, canciones y magia...mucha magia...Será que lo magico tiene poco lugar en lo crudo de la realidad y tenía que desaparecer esa tarde de invierno. Ígual agradezco a la vida haberte conocido...

Quizás un dia la vida cruce nuestros caminos de nuevo, quizás no, no sabemos lo que el futuro nos deparará, solamente quiero que sepas una cosa, estés en donde estés, siempre vas a estar acá conmigo, porque en muchos aspectos hoy soy vos, y estoy seguro de que es al reves tambien.

Un abrazo.
Reacciones:

1 visiones:

Cecilia Fernandez dijo...

Que tierno.
Un enamorado(?).

Da gusto que todavía haya tiempo para el romanticismo, aunque tengamos que excavar cientos de metros de profundidad para encontrarlo.

Ojalá Luz le devuelva la claridad que le producía ese aura que intuyo era mágico y a su medida.

Saludos pichi!