miércoles, septiembre 16, 2009

En tiempos en los que entendía al amor bajo su concepto infantil y aventurero, descubría una mirada especial (apenas estaba en la orilla del mar, donde las olas parecen mas suaves de lo que en realidad son..). Ella era la primera, un amor de recreo. Y sus dos ojos eran tardes de sol mezcladas con siete cielos de primavera.

Como olvidar aquellas colisiones oculares que me hacían delirar. Soñaba de día y de noche, creaba mis propias historias en un mundo paralelo en el que todo, pero absolutamente todo podía pasar. Manipulaba mis propios sueños y siempre terminaba siendo tu heroe (soñar siempre fue facil..)

La campana sonaba y ahí me encontraba, buscandote otra vez, encontrandonos otra vez.

Dos pergaminos. Eso eran tus pupilas. Pude leer tu voz llamandome en silencio, y tu decepción mientras estrellabas la mirada contra el suelo. Pude leer el "demasiado tarde" aunque no lo gritaras. Pude leerte aunque practicamente no hayamos hablado.





Pasaron los años, mis amores y los tuyos, pasaron las estaciones, los dolores y los calendarios, pero la pureza de tu mirar nos unió nuevamente una noche extraña de febrero. No hubo ni un hola, ni un como andás. No hubo una sola palabra ; solamente un "¿te acordás?" viajando recostado en lo tácito del viento...
Reacciones:

1 visiones:

Mario dijo...

Esa es la cosa... Nos denominan violentos bla, bla. Cuando el sistema en el que vivimos es la maxima violencia. Porque son ellos los que se encargan de producir armas y venderselas a los paises. Para, supuestamente, su proteccion claro... Como al gobierno de israel (por ejemplo) para que maten con total impunidad a todo palestino que quieran. Permiten que las multinacionales vayan a las zonas mas empobrezidas. Esclavizan a personas para que occidente tenga todos los lujos que queramos, destruyen el medio ambiente etc etc. Y luego tienen el morro de llamarnos a nosotros violentos. Lo nuestro es autodefensa.
Un saludo compi! :D