viernes, julio 31, 2009


Yo digo paz. Ella dice guerra (pero cuando yo digo guerra, ella dice paz)

Yo digo ruido. Ella dice silencio (pero cuando yo digo silencio, ella dice ruido)

Yo digo raciocinio. Ella dice alma (pero cuando yo digo alma, ella dice raciocinio)

Yo digo inocente. Ella dice culpable (pero cuando yo digo culpable, ella dice inocente)


Y el mero sabor de la antonimia produce que la soga de la zinchada haga ignición lentamente, al igual que niestras manos bañadas de ardor extremo.La relación no va ni para adelante, ni para atrás...o para los dos lados a la vez...

Yo dije luz, ella dijo oscuridad



(Y cuando yo dije oscuridad, ella dijo oscuridad..)
Reacciones:

2 visiones:

Sofi ♪♫ dijo...

Claaaro, pobre Pablo jajaa no es precisamente de los hermanos que se te meten en las cosas jajaa xD

La re ligó!

Che, muy buen post!
Besos!

Cecilia Fernandez dijo...

Antonimias...

A veces son un problema... no?
besos