jueves, noviembre 20, 2008


Cuando empieces a sentir que el mundo se está tornando aburrido y no entiendas muy bien el por que, solamente pensá en dos factores, los años, y las primeras veces. Quizás partiendo de algunas relaciones entre ellos podamos armar una posible explicacion a nuestras monotonías diarias..

Es ahí cuando empezamos a atar cabos sueltos a la hora de describir las mil y una cuestiones existenciales que se nos pueden presentar. A medida que pasan los años, uno se va dando cuenta de que le quedan cada vez menos cosas por descubrir, lo que resume tambien por que la adolescencia es tan hermosa..

La etapa humana mas cargada de descubrimientos, es sin dudas las niñez, pero obviamante, al carecer de memoria a esa edad, suele reducirse a unos pocos recuerdos claros, y a un mundo perdido que huele a fascinante. El día que aprendemos a leer, el día que venimos a este mundo, el día que descubrimos como hablar o caminar...grandes hallazgos sin duda, pero confusos a la hora de revivirlos...

Así pasamos a una fase mas razonable, la adolescencia, vestida principalmente por terremotos hormonales que sirven como sustento a la mayoría de los descubrimientos mas intensos de nuestras vidas..En cualquier esquina, y de repente, uno se puede encontrar con su primer beso, su dulce primer amor, su amargo primer desamor, su esperada e intrigante primera vez, sus primeras experiencias de libertad, sus primeras vivencias, sus primeras victorias, sus primeras derrotas, el lento proceso de anquilacion de la inocencia...

Finalmente (o hasta donde yo llegué al menos) uno se encuentra parado en el decepcionante y árido punto en el que se asombra cada vez menos. Claro está que durante toda la vida se descubren cosas, pero con los años ese ritmo de hallazgo va mermando gradualmente. Pasa en muchos ambitos, desde haber escuchado demasiadas bandas al punto de no saber mas que escuchar, hasta en la propia vida..


Las maravillas por descubrir aprenden a esconderse cada vez mejor, ya no se ocultan atrás de una piedra o arriba de un arbol, ahora hay que saber buscarlas mas exhaustivamente, ahora es más complicado..y el mundo cada vez se expande mas, haciendose notar el dolor en nuestros pies....Y esa especie de depresión que nos invade al darle un paneo general a un mundo cada vez mas descolorido no es otra cosa que la falta de acostumbramiento a periodos cada vez mas largos entre un hallazgo y otro...
Reacciones:
Categories: , ,

7 visiones:

veneno de humanidad dijo...

pichi , te pido un favor... porque no me siento capacitado para aconsejarte... "no te dejes de sorprender nunca", siempre hay cosas...quizas nos acostumbramos un poco cansado de tanto caminar, pero siempre va a ver cosas para seguir descubriendo,

una vez un profesor me miro enojado y me dijo porque mierda preguntaba tanto en clases, que, que queria yo...llamar la atencion? y le dije que "no queria ser como el" por eso insistia (obviamente que para aprobar en dpc tengo que estudiar como un hijo de mil puta ahora)... pero a lo que voy, es cada vez se me agranda mas el mundo, y no quiero dejar de sorprenderme... tengo intenciones de seguir bellas artes, diseño grafico y hasta musica en un futuro, pero no quiero estancarme... y no es facil, nada es color de rosa, paso mucho tiempo leyendo y a veces medio deprimido, pero me propuse disfrutar la vida lo mas que pueda.

veneno de humanidad dijo...

sono muy a cuento, o novela lo que escribi... pero de ultima los cuentos o novelas estan basados en la vida.

Prisss dijo...

Me puso triste Pichi, yo creo que siempre hay algo que nos sorprende, no puede llegar un momento en que nada nos sorprenda.
Lo que pasa es que no son grandes descubrimientos, sino pequeñeces de la vida de todos los días...

beso!

Sofi dijo...

Yo creo que (aunque sea más chica, y descubra más frecuentemente cosas nuevas), tendrías que darte cuenta de que cualquier cosa que vos sientas insignificante, irrelevante, estúpida, conocida...puede sorprenderte en otro ámbito. De última, crear cosas (cualquier cosa, como lo que vos escribís, por ejemplo), puede sorprenderte al ver qué bien o qué raro te salió algo, que a lo mejor te parecía muy común, pero no lo es si lo mirás desde otro punto. Y tal vez sea eso, mirar desde otro ángulo para descubrir que las cosas no tienen un solo lado, sino varios, para descubrir las dos (o miles) caras de la moneda. También hacer cosas que habías visto pero no te habías visualizado haciendo, puede ser un gran descubrimiento. Yo creo que deberías probar hacer cosas diferentes, por más que te parezca ridículo o hasta "demasiado difícil". Hay miles de cosas difíciles, pero demasiado difíciles no. Menos imposibles... quien sabe si en un futuro no muy lejano construís un robot, o escribís un libro, o descubrís una nueva fórmula física, o pintás un cuadro... Quién sabe...
Besos Pichi, arriba!

Sofi.

Ivanchi dijo...

boludo tengo taantas cosas para decir, que no puedo escribirlas...estoy haciendo un pacto de silencio con el mundo, no tengo ganas ni de hablar...en fin, te queria comentar eso

respecto a lo que escribiste, yo estoy pasando por lo mismo, pero ambois sabemos que las aevnturas estan ahi, que todavia hay mucho mundo por descubrir, asi que cuando nos decidamos a salir de victimos, vamos a seguir sorprendiendonos...

"ultimamente ha perdido,
su capacidad de sorpresa,
en un vaso de cerveza caliente
fue que se la olvido"...

vicky dijo...

Siempre hay algo que sorprende,coincido con los demás,y también creo que eso es una de las cosas que más sentido le da a la vida,seguir sorprendiendonos para bien o para mal-Buen finde

Nico dijo...

"Finalmente (o hasta donde yo llegué al menos) uno se encuentra parado en el decepcionante y árido punto en el que se asombra cada vez menos."

Eso es porque siempre hacemos lo mismo, entonces dentro de un mismo de grupo de cosas es dificil encontrar nuevo material para sorprenderse, la clave esta en ver en otros lados